Entrada destacada

Las células víctimas de nuestro estilo de vida y de la ciencia

Serie: Estilo de vida, hígado y cáncer 7/6 Las células víctimas de la ciencia La célula denominada cancerosa por la cien...

viernes, 26 de mayo de 2017

Cáncer, la incidencia en el mundo






España 201 - 230 por cada 100.000 personas


La incidencia de cáncer en el mundo según EUCAN y GLOBOCAN, OMS para 2020 alcanzará la cifra de 20 millones de personas afectadas, cifra prevalente, para una población mundial de más de 7.000 millones de habitantes, en término medio matemático supone algo menos del 0,3 por ciento, en un mundo de “7.000” millones de personas cuya reglas de hábitos y consumos son totalmente anárquicas y para ese pequeño porcentaje comparativo de incidencia de la enfermedad, a pesar de las múltiples opiniones poco fundamentadas para “culpar” como factores de riesgo coadyuvantes, directos o lineales como causas de la enfermedad a una gran diversidad de sustancias que por ser poco consistentes y difícil de demostrar debido a resultados dispares, tengo que negar que existan factores de riesgo directos o lineales y debo decir que la enfermedad aparece cuando se producen alteraciones funcionales orgánicas por contaminación del ambiente de la matriz extracelular que obliga a la célula ante una muerte inminente adaptarse a un nuevo ambiente para sobrevivir, una situación que modifica su bioquímica y por consiguiente obliga a la célula a seguir un programa ajeno a nuestra forma de vida, en estas circunstancias, la célula adaptada es independiente e inmortal y deja de ser cooperante, situación terrible y grave que no es posible revertirla mediante sustancias químicas tóxicas, agresivas y no selectivas que contribuyen aun mas a la contaminación del ambiente celular, a partir de aquí, es obligado recuperar el ambiente biológico "original" que devuelva la célula a su programa para la vida de forma espontánea que haga posible su vida en comunidad cooperadora como Entidad Viviente y que nos permita seguir viviendo como ente individual dependiente de las funciones celulares.





 La enfermedad es reversible sin químicos agresivos y sin intervenciones cruentas,
entre otras cosas, porque la cirugia es 
agresiva, es mutilante y nunca sanadora







Sanar de cáncer nunca depende de la administración de sustancias desde el exterior, ni dietas ni fármacos ni complementos alternativos, solo optimizando las funciones orgánicas podremos cambiar el ambiente que favoreció la enfermedad. Las tendencias establecida obedecen a opiniones comerciales que transmiten la idea a la sociedad de la necesidad de "dietas milagros" o/y administrar sustancias externas con fines curativos, aqui debemos dintinguir entre CURAR Y SANAR, la capacidad de sanar es una propiedad exclusiva de la materia viva, las curaciones generalmente solo quedan en el intento, que acompaña siempre al sufrimiento, enfermo terminal y desenlace fatal, las estadísticas de esta enfermedad no transmisible lo evidencian

Esta gravísima equivocación está provocando muchos sufrimientos y muchas muertes: Los profesionales muy influenciados por las grandes farmacéuticas y formados así por las facultades de medicina, insisten y persisten en tratar la enfermedad con sustancias agresivas y tóxicas con el trágico fin de eliminar de forma no selectiva las células afectadas, esta equivocación favorece que la enfermedad siempre vuelva porque el problema no está en las células, el PROBLEMA ESTÁ EN SU AMBIENTE. Las facultades de medicina deberian impartir un MÁSTER para los profesionales médicos que les capacite para sanar el cáncer SIN FÁRMACOS Y SIN COMPLEMENTOS ALTERNATIVOS.











Si sufres de cáncer, aléjate de toda sustancia agresiva e inicia un AYUNO controlado por un profesional, bebiendo solo agua el máximo tiempo posible, seguido de ensaladas crudas variadas ricas en hojas verdes, y a distinta hora consume frutas frescas -son alimentos para tu Entidad Viviente- y continúa dándole a tu organismo la oportunidad de optimizar sus funciones que ayude a cambiar el ambiente interno que te llevó a la enfermedad, esto es una interferencia constructiva (Dr. Bruce Lipton), la interferencia destructiva se deriva de las acciones agresivas, tóxicas y letales.



Ayunar para sanar



Francisco M. Acris (Paco Acris 1929)
Investigador 

Crecimiento Celular y Cáncer

fmacris1929@gmail.com

La Línea de la Concepción, Mayo 2017

España